QJ MOTOR en España: de fabricante para otros a nueva marca

De la mano del inquieto Grupo Motos Bordoy llega a España la nueva marca QJ MOTOR. Hasta ahora conocida como Qianjiang Motor y dedicada a la producción para otras firmas, pero que ha dado el paso de fabricar también bajo su propia marca.

Hace apenas un mes te contábamos la llegada de QJ MOTOR a España, con un desembarco para nada discreto y compuesto por una nutrida oferta de nada menos que siete modelos, ya disponibles en sus concesionarios, y que atienden hasta tres segmentos diferentes. Ahora hemos conocido los ambiciosos planes de la marca china en su asalto a los mercados español y portugués, así como todos los detalles de su estrategia de negocio durante su presentación ante la prensa especializada.

En la órbita del Grupo Geely

Para conocer mejor a QJ MOTOR hay que recalcar que pertenece al gigante chino de la automoción Geely, que controla marcas tan reconocidas como Volvo, Polestar, Lotus, Link & Co, Proton Cars o la propia Geely Auto. Además, el Grupo Geely es actualmente el mayor accionista de Mercedes-Benz. Por tanto, QJ MOTOR es la división especializada en la producción en motos del Grupo y cuyos planes no son menos ambiciosos.

No se descartan las sinergias entre las marcas del grupo, como hacen otros emporios empresariales, para elevar el valor añadido de QJ MOTOR frente a la competencia. QJ MOTOR nace de Quianjian Motorcycles, que atesora una experiencia de más de 30 años en fabricación e I+D de motos, motores y componentes.

Con presencia en 130 países y que en Europa hemos conocido gracias a las populares Benelli de la actual era; también artífice de la más desconocida en occidente Qjiang.

Josep Ferro, gerente de la marca en nuestro país

Motos Bordoy, una vez más

El emprendedor Grupo Motos Bordoy, que atesora una exponencial trayectoria desde sus orígenes allá por el año 1971, es el responsable que la inédita marca china llegue a nuestro país y Portugal. Para ello, su ambicioso plan se ha estrenado con una amplia oferta de modelos, de momento, nada menos que siete y que atienden segmentos tan dispares como el trail, el custom y el street; y los que añadiríamos también el nicho de las neo-retro, como encuadramos mejor a la QJ MOTOR SRV550.

A pesar de la reciente llegada de QJ MOTOR a España, ya estamos en el segundo semestre del año, la intención es que a finales del 2022 la inédita marca se vaya haciendo un hueco frente a la competencia. Confiados en su planteamiento de marca, ofreciendo calidad y fiabilidad pero sin entrar en la guerra de precios.

Su lucha no será en el plano low cost a pesar de lo que pudiera sugerir su origen chino. Para ello, los responsables de Motos Bordoy nos ponen el símil del actual mercado de los teléfonos móviles, donde el producto oriental ocupa gran parte de la oferta sin ser un demérito su origen oriental y, además, también se han posicionado entre los de gama alta.

Completa red de distribución

El año que viene, en 2023, el plan de expansión de QJ MOTOR se ha propuesto el reto de aumentar la red comercial y llegar a dar cobertura al 100% del territorio español; incluyendo el no menos importante servicio de postventa.

Un par de años después (2025) la oferta china se ampliará con presencia en más segmentos del mercado y con modelos de 50cc, scooter e incluso eléctricos. Sin duda, una ambiciosa oferta que no supondrá mayor problema ya que dicha producción se encuentra disponible en China.

6 años de garantía

Dentro de un lustro, en 2027, QJ MOTOR espera ser una marca de referencia en nuestro país y consolidar unas ventas en torno a las 10.000 unidades anuales, lo que supondría un 5% de la cuota del mercado estable. Para ello, Motos Bordoy ofrece una garantía de nada menos que seis años y sin suponer un coste añadido.

El doble de lo actualmente exigido por ley y que supone todo un récord sin precedentes en la industria motociclista. Teniendo en cuenta los cuatro años que ofrece alguna marca reconocida como Premium, o los actuales cinco años que brinda la que será su más directa competencia. ¿Alguien da más?

SRT800

Además, en el caso de cambiar de manos la unidad antes de vencer los seis años de garantía, ésta se mantiene hasta que venzan. Todo con la intención de aumentar el valor de QJ MOTOR en el mercado de ocasión. Esos tres años de garantía adicionales los ofrece la propia marca sin intermediarios y en las mismas condiciones que los previos.

7 modelos, 6 cilindradas y 3 segmentos de momento…

Como ya sabes por Solo Moto, la oferta inicial de QJ MOTOR está formada por siete modelos. En realidad ocho si diferenciamos las dos versiones trail más grandes. Las SRT800 (9.499 €) y SRT800X (9.999 €) son la punta de lanza del nutrido catálogo y atienden el segmento Adventure, actualmente tan demandado.

Montan un motor bicilíndrico en paralelo de 754 cc con 76 CV. La primera es la versión asfáltica, fruto de sus anchas llantas de aleación de 17 pulgadas ¡ojo al neumático de 180 mm que monta detrás! Con un peso de en orden de marcha de 254 kg.

SRT800X

La versión X es más campera y monta llantas de radios con la delantera de 19 pulgadas para un peso de 260 kg. Destacar en ellas su generosa carrocería del tipo maxitrail, el basculante de aluminio del tipo banana y la amplia pantalla TFT a color para el cuadro de relojes, sistema de alumbrado y señalización de ledes. Entre otros detalles.

Un escalón por debajo encontramos la SRT550 (6.499 €), otra trail asfáltica y homologada para el carnet A2 fruto de los 47 CV que genera su motor bicilíndrico de 554cc, para 235 kg de peso.

SRK700

La oferta Street está compuesta por tres modelos. La tope de gama es la SRK700 (6.999 €), una naked de líneas muy afiladas y concepto muy moderno que monta un bicilíndrico de 698cc con 73 CV, aunque se puede limitar para el A2.

El modelo de acceso es la SRK400 (5.699 €), disponible para el A2 y en la que nos resulta familiar su vistoso bastidor multitubular con anclaje lateral del amortiguador de un modelo que, por cierto, ya no está en nuestro mercado y cubicaba algo menos. Entre las dos encontramos la ya mencionada SRV550 (6.499 €), y que describimos mejor como de estilo neo-retro.

SRK400

Concluyen esta nutrida oferta dos modelos Custom. La SRV300 (4.999 €) emplea también un motor bicilíndrico pero en su caso en acertada disposición en V, como más se estila entre las Custom, y que ofrece 30 CV para 164 kg.

Por debajo, y como modelo de acceso (de momento) a la gama y a la marca QJ MOTOR está la SRV125, que se conforma con un monocilíndrico, aunque con 15 CV de potencia, la máxima permitida en estas mecánicas dirigidas a los usuarios de los carnets A1 y B, para un peso de 150 kg.

SRV550

No te preocupes por cómo se pronuncia el nombre de la marca, llámala como quieras: “Quyei”, “Kiu-Jei”, “QJ” (Cu-Jota) o reconócela por algo tan nuestro como es el Queso y el Jamón (como aludía la simpática tarjeta que acompañaba la información de prensa).

Acércate a uno de los concesionarios de la marca para conocerlas, tocarlas, probártelas y probarlas. Y, sobre todo, familiarízate con la marca QJ MOTOR porque cada vez será más frecuente verla por nuestras calles y recorridos habituales.

Fuente: https://solomoto.es/qj-motor-espana/?fbclid=IwAR0NoHvw-AaQcz4-nHG-ZnTWw9e7EH4qTUMPFlTdUo6ra5uHqWHXhIC9bVI

Deja una respuesta