Las revolucionarias medidas de la DGT que afectarán a los motoristas en 2021

Tráfico emprende nuevas reformas en el Reglamento de Circulación para reforzar la seguridad de los conductores de motos

La DGT prepara una nueva normativa que afectará a los conductores de motocicletas

El próximo 2 de enero entrará en vigor el paquete de reformas legales en materia de tráfico y circulación que el Gobierno aprobó el pasado mes de noviembre. La excepción la constituye la modificación del artículo 50 del Reglamento General de Circulación, que hace referencia a los límites de velocidad en zonas urbanas, que se aplicará a partir del 11 de mayo. Es decir, seis meses después de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE), como ya se había establecido.

Sin embargo, a lo largo de 2021 está previsto que la Dirección General de Tráfico (DGT) introduzca una nueva serie de medidas complementarias. Servirán para reforzar la seguridad de los conductores de motocicletas tanto por carretera como en los núcleos urbanos, especialmente en las zonas con alta congestión de tráfico.

Para evitar situaciones de riesgo en determinadas zonas de alta concentración de vehículos se va a permitir que las motos circulen por el arcén

Las modificaciones que se plasmarán en el Reglamento General de Circulación el próximo año son fruto del debate y del estudio llevado a cabo por el Grupo de Trabajo GT 52 de la DGT. Los técnicos han aprobado finalmente un plan de medidas de choque para tratar de reducir la alta siniestralidad de este colectivo. Así lo ha anunciado la DGT a través de un extenso reportaje publicado en la revista digital Tráfico y Seguridad Vial correspondiente al mes de diciembre.

Novedades

Deberán llevar guantes en carretera, se les permitirá ir por el arcén en zonas congestionadas y recibirán puntos si hacen cursos de conducción

Una de las propuestas que se harán efectivas a lo largo de los próximos 12 meses es que los guantes sean obligatorios en carretera. Es una de las medidas más consensuadas por el equipo de técnicos que forman dicho grupo de trabajo, según constata Montserrat Pérez, subdirectora adjunta de Formación de la DGT. “Cuando un motorista sufre un accidente y se produce una caída, por instinto antepone las manos para evitar el golpe, por lo que son una de las partes del cuerpo que sufren más lesiones”.

Por otra parte, Tráfico va a hacer realidad una vieja reivindicación de los motoristas al permitir que puedan circular por el arcén. Por el momento únicamente lo podrán hacer en situaciones muy concretas. Así lo ha confirmado Jorge Ordás, subdirector de Movilidad de la DGT, al dar luz verde a que lo hagan “en zonas frecuentemente congestionadas” y a una velocidad máxima de 40 km/h.

Deja una respuesta